2017-11-12 La manipulación del atletismo en Ferrol y el papel del Concello.

Mientras dejo subiendo las fotos de la Carrera Contra el Cáncer os contaré lo que lleva sucediendo con el atletismo en las pistas de A Malata, en Ferrol, desde hace unos años.

Hay atletas que, aún pagando el pase para entrenar en estas instalaciones, no pueden utilizar el gimnasio que hay en las pistas porque, según dice el concello, hay un convenio con el Ría Ferrol mediante el cual se le ceden a este club el local del gimnasio, el módulo cubierto y otro local para la oficina. Ese convenio se hizo en la temporada 2012-2013 y en él se especifica que tiene validez solo para esa temporada. Pues llevamos varios años en los que el gimnasio solo lo puede usar el Ría Ferrol, y ahora también el Rugby Ferrol. Hay atletas que no son del Ría Ferrol pero pueden usarlo porque, según dicen estos, les da permiso el presidente de este club, Marcelino Crespo.

Lo que es es colmo es que hay un grupo de árbitros de fútbol, alguno de división de honor, que tuvieron que hacer ficha de atleta con el Ría Ferrol para poder usarlo sin pagarle al club, ya que, a pesar de estar prohibido por el citado convenio que el club cobrara a terceros, el presidente del Ría cobraba por el uso del módulo y gimnasio (que son locales municipales) a los atletas que no eran de su club. Les dije a la coordinadora de deportes del concello, al concejal de deportes y al alcalde que esto era motivo de cancelación del convenio y pasaron absolutamente de todo.

Estos atletas a los que se les niega el uso del gimnasio llevan varios inviernos haciendo pesas a la intemperie, llueva o haga frío. Cuando estaba el anterior concejal de deportes, Bruno Díaz, la coordinadora de deportes del concello, Cristina Muñíz me dijo que el mantener esta situación era una decisión “política”, o sea, del concejal. Cuando el actual concejal, Suso Basterrechea, relevó a Bruno Díaz le conté lo que estaba pasando y dijo que no era normal esta situación, pero que tenía que hablar con la coordinadora antes de tomar ninguna decisión. Después de hablar con ella me dijo que no había solución. En definitiva, quien hace que estos abusos continúen es la coordinadora de deportes, Cristina Muñiz, una de las tres hijas que “colocó” en el concello el que fue gerente del antiguo patronato de deportes, Juan Muñiz.

Les conté esta situación a los responsables de deportes de la prensa en Ferrol y uno de ellos habló con Cristina y esta le dijo que se iba a poner fin a este convenio. Repito, el propio convenio dice que tiene validez solo para el período 2012-2013. Ya hace varios meses de esto y seguimos igual. Es un gimnasio pequeño y los pocos aparatos que hay los pusieron gente del del Ría y del Rugby Ferrol. También había material mío y de otros entrenadores pero el presidente del Ría lo sacó de allí para que no entrásemos en el local.

Yo me cansé de decirle al personal del concello que en la única instalación de atletismo de Ferrol no debería haber convenio con ningún club. Lo que debe haber son unas normas de uso de las instalaciones que permitan que todos los atletas puedan entrenar en las mismas condiciones. Si alguien coloca allí algún equipo de forma permanente debe ser con la condición de que lo podamos usar todos. Hay atletas de fuera de Ferrol que están estudiando aquí y no pueden usar ese gimnasio. Tampoco lo pueden usar las atletas que yo entreno, aunque sean de Ferrol y paguen sus impuestos a este concello. Es una vergüenza que el Concello de Ferrol no haya equipado ese local con el material necesario para la práctica del atletismo, que tengamos que ser los entrenadores y los atletas quienes lo hagamos y aún encima permita que el presidente del Ría Ferrol, Marcelino Crespo sea el que decida quien lo puede usar y quién no.

Desde que está este tipo de presidente la mayoría de los mejores atletas de la comarca que estaban en el club se han ido del mismo de malas maneras o los han echado.  De los cuatro atletas gallegos que están estudiando  en USA con una beca deportiva, dos se formaron en el Ría. Uno de los entrenadores de estos atletas, el único entrenador nacional del club, que era yo, lo hechó el presidente por protestarle por quitarle sus atletas para entrenarlos él,  y al otro lo invitaron a irse cuando a final de temporada le pagaron solo la mitad de lo acordado, justificándolo en que entrenaba a pocos atletas. Claro, los que venían nuevos se los asignaban a otros entrenadores, parte de los cuales no tenían ningún título de entrenador, entre ellos Paulino Cartelle, el delegado de la Federación Gallega de Atletismo en Ferrol y esposo de Eva Martínez la Secretaria de la Delegación y también la encargada de cobrar las cuotas de socios y atletas. Cuando me echó a mí también expulsó del club a las nueve atletas que yo entrenaba por seguir conmigo, incluida la becada en USA. Es incomprensible cómo el concello , que subvenciona a este club con 72.000 euros al año, consienta que este presidente expulse a atletas de Ferrol y se gaste la mayor parte de este presupuesto en pagar a atletas de fuera de Galicia. Lo que está haciendo este grupo es echar a todo el que no se pliegue a sus abusos y pueda hacerles sombra. Han llegado hasta donde están abriéndose paso a codazos.

En las elecciones a presidente de hace cuatro años, Marcelino Crespo consiguió salir presidente a pesar de no cumplir con las condiciones que exigían los estatutos. La mayoría de los atletas veteranos que estaban en el club se fueron al ver las trampas con las que se dirigía el mismo. Muchos padres también se llevan a a los niños cansados del trato recibido, sobre todo por parte de la secretaria, Eva Martínez. En las elecciones de este año la mayoría de los componentes del censo electoral eran familiares de los directivos (puestos por el presidente), o gente allegada, con lo que era inútil la presentación de ningún otro candidato. Este presidente junto con la pareja que se encarga de la Delegación de Atletismo, están manteniendo el Ría Ferrol en una situación de secuestro, con la necesaria colaboración de los responsables de deportes del concello.

Para que que los padres de los atletas no puedan votar les ocultan la posibilidad de hacerse socios, quitando de la página web los formularios para tal fin, haciéndoles pagar, además, una cantidad extra, cosa que no ocurre en otros clubes, que ya está incluida de forma obligatoria, y sin tener que pagar más que en el Ría. Se ha llegado al punto que, en este club, intentar hacerse socio es sinónimo de enfrentarse a la directiva, por lo que el que se entera que no lo es ni lo intenta, sobre todo por no enfrentarse a la persona que se encarga de ello, Eva Martínez.

Quiero dar aquí las gracias a la directiva del Club Castro de Lobadiz, especialmente al presidente, Alberto Calvo, por haber puesto a mi disposición un pequeño almacén bajo las gradas de las pistas de A Malata para que pueda yo guardar allí el material que tuve que comprar para que mis atletas pudiesen seguir entrenando.

No es de extrañar que un grupo de gente que está ya en edad de jubilación quiera hacer un grupo político para presentarse a las elecciones municipales, para poner a funcionar el Concello de Ferrol, y sin cobrar nada por ello si su pensión llega a los 1000 euros. Al igual que yo, defienden el que los gobiernos deben ser lo más baratos que sea posible para no cargar al ciudadano de impuestos innecesarios, manteniendo una calidad aceptable en los servicios. Un aplauso para ellos.

Podéis dejarme comentarios aquí o en Facebook. Gracias.

Lo sentimos, no se permiten comentarios o trackbacks en on esta entrda.